Qué hacer en Alicante

Decir que Alicante lo tiene todo no es exagerar. Esta provincia mediterránea está llena de atractivos para vivir unos días divertidos e inolvidables. ¿Quieres saber cómo? Pues desde el Palmeral de Madaria te contamos qué hacer en Alicante para que la pases fenomenal en tus próximas vacaciones en la Costa Blanca.

Pasear por parques y jardines

Fuente de la imagen: ge.geoview

Alicante cuenta con numerosos espacios naturales que sirven como punto de encuentro para locales y visitantes. En ellos puedes ir a dar un paseo en solitario o con tu pareja, entretenerte con la familia y disfrutar de diferentes actividades al aire libre.

El Paseo de la Explanada es uno de los parques más populares de la ciudad, por su gran desfile de palmeras y el mosaico de tres colores por el que todo el mundo que visita Alicante pasea. Seguramente es el lugar más transitado de la ciudad porque sirve como vía de comunicación con otros sitios de interés como el Parque de Canalejas o la Playa del Postiguet.

En este parque podrás disfrutar de actividades recreativas para los niños, comprar artesanía, souvenirs, quedarte a probar algo en sus cafeterías o restaurantes mientras contemplas los hermosos atardeceres de la ciudad y algunos de sus edificios emblemáticos.

Otro de los sitios con una excelente ubicación es el Parque de la Ereta, que ofrece unas espectaculares vistas hacia el mar Mediterráneo y casi todo Alicante. Desde él puedes ver la Catedral de San Nicolás y acceder al Castillo de Santa Bárbara o el Barrio de Santa Cruz.

A este parque puedes ir a dar un paseo tranquilo por su gran plaza central, aprovechar para refrescarte en sus fuentes y cafeterías, sobre todo en verano si vas de camino a la cima del castillo. Y si viajas con tu media naranja no pierdas la oportunidad de disfrutar de una cena romántica con una panorámica de la ciudad al fondo en un restaurante ubicado en la parte superior del parque.

Tampoco dejes de conocer el parque Lo Morant, el más grande de la provincia con espacios para entretener a grandes y pequeños; El Palmeral, que destaca por la exuberante vegetación y sus estupendas zonas lúdicas ; y el Monte Tossal, ideal para practicar deportes. Si vas con niños en verano no dejes de ir a estos tres parques, que preparan espectáculos infantiles que se extienden hasta la noche.

Relajarse en la playa

Fuente de la image: trip-n-travel

Las playas de Alicante te ofrecen el mejor ambiente veraniego en cualquier época del año. A ellas puedes ir de paseo, tumbarte a tomar el sol, darte un rico baño, practicar deportes acuáticos o comer algo en restaurantes y chiringuitos mientras disfrutas del mar y de la arena.

Este sinfín de opciones para escoger qué hacer en Alicante se multiplica cuando llega la temporada estival. Lo mejor de todo es que en estas playas tienes a tu alcance servicios de primera para pasarlo genial sea cual sea el plan.

Los enclaves de mayor extensión en Alicante son las playas de San Juan y Saladares-Urbanova, que junto a la del Postiguet son las más recomendadas para ir disfrutar en familia dentro de la ciudad o a muy pocos kilómetros de ella.

Estos tres arenales también son muy concurridos porque son playas accesibles, que ofrecen los mejores servicios y actividades para el disfrute de personas de todas las edades, tanto nuestros mayores, como los discapacitados psíquicos y físicos.

Otras opciones para ir a deleitarse en medio de las aguas del Mediterráneo son las playas de la Albufereta, semiurbana e ideal para pasar un día tranquilo en familia. El Cabo de la Huerta, con zonas para el baño libre y calas de aguas cristalinas, muy populares ya que en ellas se puede bucear; Almadraba, para ir a relajarte con tu pareja en aguas tranquilas y maravillarse con sus sublimes atardeceres.

A todos estos enclaves se puede llegar andando, en bus o en coche. Aparcar no será un problema porque la mayoría de ellos cuentan con zonas de aparcamiento públicos y privados ubicados en los alrededores.

Recorrer el Castillo de Santa Bárbara

Fuente de la imagen: Kosmopolo.de

El monumento más emblemático de la provincia. No se puede pensar qué hacer en Alicante sin mencionar la visita a esta fortaleza antigua, que posee las mejores vistas de la ciudad.

El acceso al castillo es gratuito y puedes recorrerlo a pie, en coche o en un autobús turístico. También hay un ascensor que te ayuda a llegar directo a la cima.

Una excelente recomendación que te transmitimos desde El Palmeral es que te pongas unas buenas zapatillas y te animes a subir al Castillo de Santa Bárbara andando, te llevarás de recuerdo una mejor experiencia y disfrutarás las mejores vistas durante el camino. Recuerda recoger esos momentos especiales en fotografías, ya que tendrás espectaculares panorámicas de la ciudad.

También échale un buen vistazo a la montaña para que descubras “la Cara del Moro”, una silueta formada en la piedra del recinto, y una leyenda cuyos detalles conocerás si haces el recorrido.

Salir de marcha por Alicante

Fuente de la Imagen: Vahomagazine

Si eres aficionado a la vida nocturna y buscas qué hacer en Alicante cuando cae el ocaso, son muchos los lugares para pasarla bien en las noches de ocio de la ciudad.

Durante todo el año son muchos los sitios en los que la fiesta está garantizada. Entre los Barrios de Santa Cruz y del Carmen, la playa de San Juan y la Explanada, hay una gran cantidad de locales en los que puedes disfrutar de la marcha alicantina.

En Alicante siempre vas a encontrar bares de copas, restaurantes, pubs, discotecas y chiringuitos de playa con música, conciertos y eventos pensados en quienes quieran pasar la mejor noche junto al mar.

Darte tus caprichos

Fuente de la Imagen: Radiocable.com

No se puede hablar de buenas vacaciones si no le damos un gusto al paladar. En Alicante encontrarás una variada oferta gastronómica para que comas gran cantidad de tipos de cocina. Nosotros te recomendamos la típica Alicantina, con sus deliciosos manjares.

El arroz y las delicias del mar inspiran los platos de la gastronomía local, siendo la paella y la olleta dos de las recetas preferidas. Tampoco dejes de probar los turrones, vinos, salazones, licores y helados que encontrarás prácticamente en toda la provincia.

Mientras das un paseo por el Casco Antiguo y conoces la historia de la ciudad, encontrarás un gran número de restaurantes. Si lo tuyo es el tapeo ten por seguro que te irás con buen sabor de boca, existen fenomenales chiringuitos de playa y bares de tapas en prácticamente todos los rincones de la ciudad.

Otro de los placeres que nos encantan en las vacaciones son las compras. En Alicante hay una gran cantidad de comercios para hacer shopping que se adaptan a todos los bolsillos. En ellos puedes encontrar moda, calzado, artesanías, complementos, productos típicos para llevar y regalar…

Sin duda que es mucho lo que hay ver y qué hacer en Alicante en tus escapadas y en tus vacaciones. Y si no lo crees, pues fíjate que no te habíamos contado sobre los museos y centros culturales que tiene la ciudad. Si así vamos, las opciones se nos vuelven interminables.

Lo que sigue es que nos cuentes qué te animas a hacer tu próximo viaje en dirección a Alicante. Arma tu itinerario y reserva tu estancia en uno de nuestros apartamentos ¡Te esperamos!

Fuente Imagen destacada: Viajarfull

×
Ir al contenido