Qué ver en Alicante

Alicante se ha convertido en una de las ciudades de la Costa Blanca más representativa, llena de atractivos turísticos que no te dejarán indiferente y con lugares y tradiciones interesantísimas que harán de tu visita una experiencia inolvidable.

Desde El Palmeral de Madaria te contamos qué ver en Alicante si viajas por un par de días o más… Conoce muchos de los lugares de interés y pasea a tu aire por donde quieras:

Playas

Las playas de Alicante son el lugar ideal para que disfrutes del mejor ambiente veraniego. Aguas cristalinas y servicios de primera línea, convierten a la costa alicantina en uno de los destinos más visitados y más interesants de la costa Mediterránea. Vamos a realizar un repaso por las mejores playitas de Alicante:

  • Playa de San Juan

Es la más extensa y visitada de Alicante. Está situada muy cerca de la ciudad de Alicante y recibe a locales y turistas durante todo el año. Una playa fantástica, muy bien comunicada y con todas las condiciones para pasar unos fantásticos días de solecito.

San Juan ofrece servicios para diferentes estilos de viaje, tanto para familias como para quienes pasean con su media naranja o amigos. Aquí puedes disfrutar del mar, la arena y juegos para grandes y pequeños, además de una amplia oferta gastronómica y artesanal.

Paséate por la costa y visita los restaurantes de los que no querrás marcharte sin probar un exquisito arroz o algunas de las delicias que nos ofrece el Mediterráneo. Y por la noche, disfruta de una animada vida nocturna en bares que están muy bien para tomar una copa en un ambiente fresco y relajado, a la orilla del mar.

Para llegar a San Juan puedes tomar el bus o coger el tranvía que te dejará a escasos metros de la playa. También puedes aparcar tu coche en las numerosas zonas para aparcar que están situadas muy cerca de allí.

  • Playa del Postiguet

Esta acogedora playa urbana es perfecta porque en ella puedes pasar el día disfrutando de las hermosas vistas de la ciudad de Alicante y darte vida en medio de sus aguas calientes y tranquilas.

Para visitarla, puedes llegar andando desde la misma ciudad, ya que es la que más a mono tendrás cuando estés por Alicante.

La playa da para todo. Puedes ir solo a tomar el sol y darte un baño, llevar a los niños y jugar al vóley, o simplemente dar un paseo a la orilla y luego sentarte a picar lo que se te antoje y dejar que el tiempo pase.

Desde El Postiguet tienes acceso a lo más bonito de la ciudad: estarás a los pies del Castillo de Santa Bárbara, al que puedes ir con tan solo tomar un ascensor que te muestra una hermosa vista de todo Alicante.

La playa están muy cerca del casco antiguo, la explanada plagada de palmeras y el puerto marítimo, a los que puedes ir de marcha al caer el día o pasar una noche tranquila a la luz de Alicante.

También tienes el paseo de Gómiz está justo al lado, allí puedes visitar una gran variedad de restaurantes a cualquier hora y disfrutar de una maravillosa vista al Mediterráneo.

La Explanada de España

También conocida como Paseo de la Explanada, es uno de los sitios más emblemáticos de Alicante. Este paseo nos comunica con otros sitios de interés como la Playa del Postiguet y el Casco Antiguo.

Quienes lo visitan pasean sobre un gran mosaico ondulado de tres colores: rojo, azul y blanco, en medio de un desfile de palmeras que hacen de este lugar un espacio perfecto para relajarte y disfrutar de la naturaleza.

Castillo de Santa Bárbara

El ícono por excelencia de Alicante, desde donde puedes ver toda la costa y sus maravillosos alrededores, con exposiciones o visitas guiadas que te explicarán la historia de este monumento y como ha influido en el transcurso de los año a la ciudad.

Ubicada en la cima del Monte Benacantil a 166 metros de altitud, esta fortaleza antigua data desde la época medieval.

Para acceder al castillo puedes ir a través de una vía convencional en coche, coger un autobús turístico, subir a pie o en bicicleta.

El recorrido andando es el más recomendable para una gratificante experiencia al aire libre. Durante al camino podrás disfrutar de maravillosas vistas. También puedes atravesar otros lugares emblemáticos como el Barrio de Santa Cruz o el Parque de la Ereta.

Museos

Alicante es una ciudad con un interesante legado civil y arquitectónico, puesto que su ubicación costera dio paso a la llegada de muchas culturas, como la árabe y la romana, que dejaron una huella importante a su paso.

Para conocer la historia de Alicante, los museos son una opción atractiva y sorprendente. Te contaremos sobre dos de ellos:

Se encuentra en el centro histórico de la ciudad y es la edificación civil más antigua de Alicante. Sus salas de exposición permanente exhiben una extensa y variada compilación de obras de arte contemporáneo que hacen de este museo una referencia nacional.

El MACA también cuenta con espacios para exposiciones temporales y un salón de actos. Se puede visitar totalmente gratis de martes a sábado, domingos y festivos.

Destacado por su estética moderna, en este museo arqueológico podrás recorrer las salas permanentes de Cultura Ibérica, Cultura Romana y Edad Media, además de una zona de exposiciones temporales.

Una de las características más innovadoras del Marq es que puedes ir allí sin preocuparte por lo que hagan los niños, ya que está permitido tocar y se organizan actividades dirigidas especialmente para su entretenimiento.

Desde tres euros o un poco menos, las puertas de este museo están abiertas para los visitantes de martes a sábados, domingos y festivos.

Barrio de Santa Cruz

El más bonito de todo Alicante. No te puedes ir de la ciudad sin dar un buen paseo por este lugar lleno de encanto, en el que encontrarás muchas casas coloridas con unas vistas increíbles a la ciudad.

Recorrerlo a pie es una auténtica gozada, pero debes saber que solo podrás entrar a pie, debido a las empinadas calles llenas de escaleras en las que está elevado.

En tu visita no puedes irte sin conocer tampoco dos de sus sitios emblemáticos: la Ermita de Santa Cruz y la Hermandad de la Santa Cruz. Tampoco te pierdas la oportunidad de llegar desde allí hasta el Casco Antiguo, para que conozcas gran parte de la vida activa de Alicante, más que todo en las noches.

Hay otros sitios en Alicante que merece la pena visitar. Descubre el Casco Antiguo y pasea por lugares llenos de historia y belleza como el Ayuntamiento o la Basílica de Santa María.

No dejes tu visita incompleta y aprovecha de hacer tus delicias en la zona comercial de Alicante, en la que encontrarás lugares como el Mercado Central y el Teatro Principal, donde podrás comprar lo que quieras además de probar los estupendos platos típicos de la gastronomía alicantina.

Cualquier momento es perfecto para conocer Alicante. Este destino ofrece todo el encanto del Mediterráneo combinado con el dinamismo, modernidad y misterios de una ciudad acogedora que te invita a disfrutar de todos sus rincones.

No puedes descartar esta bella ciudad portuaria si lo que estás buscando son unas vacaciones de ensueño, en las que te sentirás como en casa.

Reserva tu alojamiento en El Palmeral de Madaria y ven a conocer Alicante, uno de los destinos turísticos más expectaculares del Levante español.

Fuente de la Imagen: AlicanteOut

×
Ir al contenido