¿Por qué se llama Alicante?: Descubre el origen de su nombre

por que se llama alicante

Alicante, aparte de ser una ciudad con un gran repertorio de actividades y atractivos turísticos, también cuenta con una rica historia. De hecho, el mismo nombre de Alicante tiene su miga.

En este artículo veremos por qué se llama Alicante a la millor terreta del món ¡Comenzamos!

Origen del nombre de Alicante

El nombre de Alicante tiene su origen en una rica historia que abarca la influencia de diversas culturas a lo largo de los siglos y milenios, retrotrayéndonos a épocas donde los imperios romano y griego eran las mayores influencias.

Influencia griega y romana en el nombre

El origen del nombre de Alicante se remonta al griego Akra Leuké, que significa “promontorio blanco” o “montaña blanca”. Este nombre se refiere al característico color blanco de la montaña en la que se encuentra el Castillo de Santa Bárbara.

Los romanos, posteriormente, adaptaron este nombre y el topónimo evolucionó a Lucentum o Leukante. Podemos encontrar los restos de esta ciudad ibero-romana en el Tossal de Manises.

La influencia musulmana y castellana en el nombre

Con la llegada de los musulmanes, Lucentum se convirtió en Al-Laqant. Tras la reconquista de la zona, el nombre se mantuvo, y se adaptó al castellano, convirtiéndose en Alicante. Esta influencia musulmana y castellana dejó una huella significativa en el nombre de la ciudad.

Leyenda de Ali y Cántara

La leyenda de Ali y Cántara es una historia de amor y tragedia que ha dejado una huella imborrable en la ciudad de Alicante. Si bien las evidencias más recientes indicarían que la primera vez que se nombra a Alicante es en la época griega, esta leyenda también explica el nombre de Alicante, con mucho más encanto.

En tiempos antiguos, un noble musulmán gobernaba la ciudad y su hermosa hija, Cántara, tenía varios pretendientes. Dos de ellos, Almanzor y Ali, se disputaban su amor y querían casarse con ella.

La disputa de los pretendientes

Almanzor era un reconocido general con grandes gestas en su haber. Mientras, Ali era un miembro de la nobleza, por lo que ambos pretendientes estaban legitimados a pedir la mano de la princesa.

Frente a la indecisión de la princesa, el padre propuso el método para decidir quién se casaría con ella. Ambos pretendientes se enfrentarían a un hito similar a las 12 pruebas de Hércules, realizando una tarea de gran complejidad.

Así, Almanzor partió en busca de riquezas en un viaje a la India, mientras que Ali optó por construir una acequia para abastecer de agua a la ciudad, cortejando a Cántara durante todo el proceso.

Trágico desenlace y legado en la ciudad

El tiempo transcurrió y, antes de que Almanzor regresara con las riquezas, Ali y Cántara se enamoraron profundamente. Sin embargo, el califa era un hombre de palabra, por lo que, cuando regresó, Almanzor fue considerado el ganador de la disputa, ganando la mano de la princesa.

Ali se enteró de esta noticia, y lo dejó devastado. Roto de dolor, se lanzó por un barranco, que en la actualidad corresponde a la Presa de Tibi. La leyenda cuenta que la tierra se abrió donde cayó su cuerpo, y ahí empezó a brotar agua.

Por supuesto, Cántara se enteró de la desgracia, y también tomó la decisión de tirarse al vacío, aunque en este caso, fue en la Sierra de San Julián. Al lugar donde saltó al vacío se le denomina el Precipicio del Salto de la Mora.

Este acontecimiento también provocó la depresión del califa, que cayó en depresión, hasta que se lanzó al vacío desde lo alto de su castillo.

Este conjunto de acontecimientos dejó consternada a la corte y a los habitantes de la ciudad, que, para homenajear a los amantes, cambiaron el nombre de la ciudad a Alicántara, que daría lugar a Alicante.

Huellas en la ciudad de Alicante

La legendaria historia de Ali y Cántara ha dejado una profunda huella en la ciudad de Alicante. A lo largo de sus calles y rincones, se pueden encontrar referencias y homenajes a este trágico romance.

Monumentos, esculturas y nombres de lugares recuerdan la historia de amor y tragedia que envuelve a la ciudad. Esta influencia se extiende más allá de las leyendas y se refleja en la cultura popular de Alicante, que abraza y celebra la historia de Ali y Cántara como parte de su identidad.

Te animamos a explorar esta y otras historias de Alicante, que demuestran la riqueza histórica y cultural de nuestra tierra. Si estás pensando en visitar la capital alicantina y estás buscando un alojamiento diferente y bien ubicado, recuerda que en el Palmeral de Madaria disponemos de apartamentos turísticos perfectos para pasar unos días visitando la comunidad de Alicante.

Contamos con apartamentos situados muy cerca del centro de Alicante, y con salida fácil a la autovía, para que puedas recorrer la comunidad ¡No lo dudes y reserva el tuyo!

×
Ir al contenido